¿Por qué el carbón activado es el mejor tratamiento para las emisiones de gases?

Si el tratamiento de agua potable o los procesos de reciclaje de pilas son importantes para el medioambiente y la salud de las personas, la emisión de gases no es un tema baladí. Y en el que además, también el carbón activado en pellet es un elemento imprescindible en muchas ocasiones. 

Todos somos conocedores y conscientes de los problemas derivados de las emisiones de aire contaminadas. Y por supuesto de la necesidad imperante de poner remedio a la constante contaminación a diferentes niveles y por unas u otras causas. 

Una vez más la filtración con carbón activado es una solución eficiente y que puede adaptarse con relativa facilidad a las diferentes necesidades. Ya sea como solución única o bien en combinación con otros métodos y con otras tecnologías para la depuración de emisiones de gases. 

 

Ventajas del carbón activado para la depuración de gases

El carbón activado en pellet puede actuar de diferentes maneras a la hora de solucionar contaminaciones aéreas, en forma de aire o gases. 

Los compuestos olorosos y los compuestos orgánicos volátiles son dos de sus objetivos principales. Recordemos además que existen ciertas normativas por las que se deben controlar las emisiones de estos contaminantes nocivos para la salud de las personas y para el medio ambiente. 

Además de favorecer las condiciones ambientales en cuanto a olores desagradables tanto para los empleados de la industria en cuestión como para los habitantes de las zonas colindantes. 

Estas emisiones pueden venir de diferentes sectores industriales, desde el sector petroquímico o farmacéutico hasta actividades de gestión de residuos o fabricación de plásticos y polímeros. 

El carbón activado puede eliminar mercurio en reservas de gas natural, o purificar gas con aminas en sistemas de depuración de gas natural o amoniaco.

En otro orden de cosas también puede ser utilizado en diferentes procesos de producción en los que se puedan emitir olores o COV. Procesos de secado o tanques de reactor, por ejemplo. 

Los productos que pueden almacenarse en tanques en estado líquido o gaseoso, véase gasolina o benceno, en puertos, contenedores de transporte o determinados entornos industriales,  son un objetivo claro de la filtración con carbón activo. 

 

Las ventajas del carbón activado en la depuración de aire y gases son innumerables, ya que este tipo de filtración, además de segura y exitosa, puede utilizarse en la mayoría de los entornos o instalaciones contaminantes. 

¿Necesitas más información? Contacta ahora con nosotros en ChiemiVall. También puedes visitar nuestra web e informarte con más detalle sobre nuestras opciones en carbón activado granular, carbón activado en pellet, paletizado…, para el sector alimentario, industrial, tratamiento de gases y aguas.